5 trucos clave para mejorar la inteligencia

Promociones

Autor: Grupo Talentum

 

Si debemos definir la inteligencia, podríamos decir que hay un enfoque tradicional que la describe como una entidad  fundamentada en la capacidad de aprendizaje, aplicación del conocimiento, raciocinio lógico y lingüístico mientras que otros la conciben como una red interconectada basada en una serie de categorías independientes entre sí (Teoría de las Inteligencias Múltiples).

Independientemente de las determinaciones genéticas que nos inclinan a ser más o menos inteligentes, debemos recordar que el cerebro es un órgano entrenable, que cambia y se modifica en función de las experiencias, por lo cual es posible aseverar que aumentar la inteligencia siempre es posible.

A continuación te presentamos 5 recomendaciones que te pueden ayudar en este camino.

 

1. Entrenar el cerebro

 

Para mantener  nuestras capacidades cognitivas, podemos  tener una rutina de entrenamiento diaria de al menos 30 minutos para realizar actividades como ejercicios de memoria, resolver sudokus, rompecabezas (puzzles), crucigramas, jugar ajedrez ejercicios matemáticos, geométricos y pasatiempos basados en juegos de palabras.

 

2. Meditación

 

Independientemente de las  formas y técnicas de meditación aplicadas, el objetivo es rodearse de un ambiente relajante, trabajar la respiración (inspirando y expirando profundamente) y en definitiva lograr un estado mental de calma. La relajación obtenida mediante esta práctica genera muchos beneficios para incrementar nuestra inteligencia.  La práctica de la meditación ataca al peor enemigo del funcionamiento cerebral: el estrés, disminuyendo o evitando la liberación de la hormona cortisol, la cual perjudica la concentración y la memoria.

Es así como la practica rutinaria de meditación puede inducir  mejoras en la capacidad de atención y concentración, incremento de la memoria, y de la actividad de ciertas regiones de la corteza cerebral.

 

3. Cambios en rutinas en la zona de confort y el humor

 

Todo lo nuevo es un estímulo para aumentar la inteligencia. La novedad crea nuevas conexiones en tu cerebro. Esto se debe a que tienes que realizar un proceso de pensamiento para absorber nueva información, comprenderla e incorporarla al conocimiento que ya posees. También los pequeños cambios en las rutinas pueden ayudarnos a entrenar el cerebro, algunos tips incluyen  cepillarte los dientes o escribir con la mano contraria a la que sueles usar.  

Un gran cambio que puedes intentar es aprender un nuevo idioma o a tocar un instrumento musical, cuando lo haces, ejercitas conjuntamente muchas funciones intelectuales a la vez como la atención, la memoria, la coordinación, las analogías entre otros. 

Así como es importante exponerte a nuevas situaciones, también lo es entrar en contacto con personas de diferentes edades, procedencias, creencias, etc. Cada relación te impone el desafío de ver, captar y entender el punto de vista del otro y esto contribuye a aumentar tu inteligencia.

Parte importante de este entrenamiento es la risa, mecanismo que también puede ayudarnos a mejorar el sistema inmune y el funcionamiento de nuestro cerebro.  La liberación de neurotransmisores que mejoran nuestro humor también contribuye al desarrollo de la inteligencia y la felicidad de las personas.

 

4. Descansar, Dormir bien y las horas necesarias

 

El sueño es el medio que estructura y da forma a todos los estímulos, ideas y emociones que nos han sucedido durante el día. El cerebro requiere de la pausa  del sueño para  funcionar adecuadamente y mantener sus habilidades

Cumplir con 8 horas diarias continuas de sueño ayuda a aumentar nuestra capacidad cognitiva y de concentración.

Al hablar de descanso, también debemos incluir las pausas activas durante el trabajo y el tiempo de ocio. Las pausas activas son una medida de protección diaria para evitar el embotamiento y mejorar nuestra salud mental. Y el tiempo de ocio es una práctica primordial y necesaria para mantener el buen funcionamiento cerebral a largo plazo.

 

5. Rutina de ejercicios y alimentación

 

El ejercicio físico facilita la circulación sanguínea, permitiendo que todas las regiones del cuerpo reciban más oxígeno, incluyendo por supuesto a nuestro cerebro.

También se puede  decir que la actividad sexual puede contribuir al aumento de la inteligencia.

Una dieta adecuada que aproveche el equilibrio de nutrientes contribuye grandemente a nuestra salud cerebral. Alimentos ricos en antioxidantes y omegas deben ser incluidos en la misma. Entre algunos destacan el pescado, los huevos, los vegetales verdes, el chocolate negro, los frutos secos y también algunas bebidas como el té de hierbas.

 

Estos pequeños cambios podrán ayudarte a construir un estilo de vida que te permita cuidar el buen funcionamiento de tu cerebro, optimizando tu bienestar mental y promoviendo un estilo de vida saludable mientras mejoras tu inteligencia.

 

Noticias Similares

Comunícate con nosotros